Síndrome de Cuello de texto o Text Neck

El uso cada vez más frecuente y por tiempos prolongados de equipos electrónicos como smartphones, tabletas, laptops, etc. ha generado la aparición de una nueva dolencia conocida como “Síndrome del cuello roto o cuello de texto”, que consiste en dolores intensos derivados de la mala postura que se adopta mientras se utilizan dichos dispositivos.

Esta condición es una colección de síntomas que a menudo se manifiestan como dolor y adormecimiento de cuello, espalda, codo o muñeca, tensión en los hombros, rigidez y dolores de cabeza.

¿Cómo se origina el dolor?

Una postura repetitiva inadecuada provoca daños en las cervicales, ubicadas en la parte alta de la espalda, éstas tienen la función de sostener nuestra cabeza y dar movilidad al cuello. En el caso de la utilización de smartphones y otros dispositivos electrónicos, cuanto más inclinamos nuestra cabeza hacia delante para revisar las pantallas, más tensión ejercemos sobre nuestra columna y los músculos posteriores del cuello, que realizan mayor esfuerzo dado que el peso no se distribuye de manera equitativa en el cuerpo, además del poco fortalecimiento de la musculatura en esa área, nos lleva a desequilibrios posturales y aumenta el riesgo de trastornos discales, dolor neuropático y trastornos nerviosos.

Un estudio reciente publicado por la revista médica Surgical Technology International explica que una cabeza humana pesa entre 4 y 5 kilos pero, al inclinarla para mirar la pantalla del smartphone, la tensión que ejerce sobre la columna aumenta. Así, con una inclinación de 60 grados, se ejerce una fuerza de 27 kilos sobre tus cervicales. Existen diversos grados de inclinación de la cabeza y el cuello, esto quiere decir que la musculatura cervical deberá generar mayor tensión para mantenerla, esto ocasiona contracturas, acortamiento muscular, rigidez y fatiga en la columna cervical, que por supuesto se convierte en dolor.

Síntomas:

  • Dolor de cabeza.
  • Debilidad muscular en cuello, hombros y espalda.
  • Dolor y rigidez en la base del cuello, hombros y parte alta de la espalda.
  • Alteraciones en el alineamiento de las vértebras.
  • Inflamación de los nervios que salen de la médula espinal a través de la columna cevical y hernias de disco.

¿Cómo prevenirlo?

  1. Haga conciente su postura en todo momento, trate de variar frecuentemente la posición de su cuerpo.
  2. Sostener las pantallas (del celular, tablet, etc.) a la altura de nuestra vista, y no al revés, para disminuir la inclinación de la cabeza.
  3. Realizar estiramientos y tomar un descanso, se puede ayudar de una alarma cada 20 o 30 minutos que le ayude a recordar.
  4. Use el zoom de la pantalla para que no se tenga que acercar demasiado y comprometer su postura.
  5. En el caso de la oficina, verifique que su espacio de trabajo está diseñado acorde con sus necesidades.
    • Utilice una silla con apoyo lumbar y busque una posición que le permita tener la cabeza sin inclinaciones.
    • La distancia de los aparatos debe ser de 25 a 30 cm de los ojos, manteniendo la espalda recta sobre el respaldo de la silla.
  6. Si se está acostado en la cama, la cabeza debe estar en el mismo eje del cuerpo. No usar almohadas que nos inclinen.
  7. Mantenga en forma su musculatura, ejercitándose por lo menos 2.5 horas de acitivdad física a la semana.

Es importante tomar conciencia de que la columna, para que no sufra, debe estar alineada manteniendo su curvatura natural. Esto significa que la cabeza debe estar en la misma línea que la columna vertebral y los brazos deben estar pegados al cuerpo o apoyados sobre una estructura, pues al tenerlos al aire se genera una sobrecarga a los músculos del hombro.